Colindancia en acústica

A PROPÓSITO DE LA COLINDANCIA

En mi opinión el concepto de colindancia, con la normativa actual en la mano, depende del objeto de la medición. Partimos de la base de que todos los locales a los que me refiero son locales cerrados (ventanas, puertas, balcones, accesos, fachadas,,,)

Cuando se trata de medir NIVELES DE INMISIÓN (ruido que "entra" en un local procedente de otro), dos locales son colindantes si ambos se encuentran en el mismo edificio o edificios distintos pero "pegados" y el ruido no se transmite a través del medio ambiente exterior. Un dormitorio en el tercer piso es colindante con un local en planta baja incluso si el dormitorio está en el número 6 de la calle y el local en el 4, siempre que haya una continuidad constructiva, que no estén separados totalmente los edificios.

Cuando se trata de calcular o medir el AISLAMIENTO mínimo que para cada tipo de actividad exigen algunas normativas autonómicas u ordenanzas municipales, serán colindantes aquellos locales o recintos que compartan un elemento constructivo horizontal o vertical (medianeras y forjados, fachadas y cubiertas).

Lo desarrollo un poco.

En cuanto a COLINDANCIA, 

Coincido en que es muy genérica la definición del art. 24.3 del RD 1367/2007  "dos locales son colindantes, cuando en ningún momento se produce la transmisión de ruido entre el emisor y el receptor a través del medio ambiente exterior".Sin embargo, considero que es una definición que permite visualizar correctamente el concepto. Así, en principio, con esta definición un local en planta baja es colindante con una vivienda en un segundo o tercer piso en el mismo edificio (no hay transmisión de ruido aéreo, es decir, el ruido no sale del local por su fachada, va al ambiente y luego entra por la fachada de la vivienda en el segundo o tercer piso sino que se transmite estructuralmente, por "dentro" del edificio).

Por otro lado tenemos el Documento Básico HR de Protección frente al Ruido del Código Técnico de la Edificación, donde parece claro que la colindancia exige que haya un elemento físico compartido de separación vertical u horizontal entre locales (medianeras, forjados, fachadas, cubiertas),  o bien que compartan una arista (la linea de la "esquina" del techo de un local es en parte o totalmente la línea de la "esquina" del suelo de un local a distinta altura. Aquí, la habitación del segundo piso no es colindante con el bar en planta baja.

En cuanto a AISLAMIENTO

Las exigencias de aislamiento que establecen la normativa se refiere a locales colindantes. (¡¡¡ Atención, ni la Ley 37/2003 del Ruido ni los RR DD 1503/2005 y 1367/2007, la normativa estatal, tienen exigencias de aislamientos mínimos entre locales. Se remiten al Documento Básico HR del CTE !!!) 

Sin embargo, el procedimiento de medición y evaluación que hay que emplear para "medir" el aislamiento nos va a sacar de dudas. La norma UNE EN ISO  16283-1:2015, Acústica. Medición in situ del aislamiento acústico en los edificios y en los elementos de construcción. Parte 1: Aislamiento a ruido aéreo (que anula a la UNE EN ISO 16283-1:2014 y a la UNE EN ISO 140-4) es la indicada en las normativas autonómicas y locales. Esta norma deja claro que los locales entre los que se van a medir el aislamiento deben compartir un elemento constructivo.

Un dormitorio en el tercer piso no es colindante con un local en planta baja en este caso. Un local en la planta baja del número 6 sí es colindante con el local en planta baja del número 4 con el que comparte medianera e incluso con una habitación en el primer piso del número 4 si comparte un trozo de medianera (o una arista según el DB HR del CTE).

¿Quiere decir esto que no se exige aislamiento entre un local en planta baja y uno en tercera planta?. NO, pero los niveles de inmisión máximos permitidos que recogen la tabla B.2 del Anexo III del RD 1367/2007 RD 1367/2007 y no el aislamiento.

En el caso de la normativa vasca y catalana y en las ordenanzas desarrolladas al amparo de estas normativas autonómicas, si bien coinciden los niveles de inmisión máximos permitidos con los de la normativa estatal, los procedimientos de medición y evaluación son distintos resultando, en general, menos restrictivos que los de la normativa estatal. El conflicto normativo con estas autonomías, también en materia de contaminación acústica, está servido y, si quieren, lo desarrollo en otra ocasión.

Los aislamientos mínimos que se exigen se basan en cumplir de forma genérica con los niveles máximos de inmisión permitidos para recintos que compartan elementos constructivos en función del los niveles de emisión que se estima generan las distintas actividades.